industria química, textil, alimenticia, ecológica, gráfica, del curtido, cerámica, electrónica, galvánica, petrolífera , de los barnices, biodisel y otras

BOMBAS PARA LA INDUSTRIA DESDE EL 1982

Bombas para la industria de plástico y metal. Bombas de membrana, centrífugas, magnético, transvase, peristalticas, agitadores Bombas para la industria de plástico y metal. Bombas de membrana, centrífugas, magnético, transvase, peristalticas, agitadores Bombas para la industria de plástico y metal. Bombas de membrana, centrífugas, magnético, transvase, peristalticas, agitadores Bombas para la industria de plástico y metal. Bombas de membrana, centrífugas, magnético, transvase, peristalticas, agitadores

idioma:

Bombas para la industria de plástico y metal. Bombas de membrana, centrífugas, magnético, transvase, peristalticas, agitadores





HOME

LAS BOMBAS DEBEM Y EL BIODIÉSEL

El Biodiésel es la única fuente de energía renovable en forma líquida efectivamente disponible en el mercado. Obtenido por aceites vegetales de colza, soja o girasol es un carburante particularmente versátil y de empleo inmediato. Se puede utilizar enseguida como sustituto del gasóleo, puro o mezclado con éste último, como carburante en el sector de los transportes y como combustible para la calefacción sin modificar motores o calderas. El Biodiésel es seguro de almacenar y manejar, es biodegradable, no es tóxico y es el primero y único carburante alternativo, reconocido por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

El Biodiésel es uno de los instrumentos de la Comunidad Europea para el abastecimiento energético y para el alcance de los objetivos establecidos por el protocolo de Kyoto. El Biodiésel es definido por las especificaciones internacionales CEN con la sigla FAME (Fatty Acid Methyl Esters) con las dos diferentes características de combustible para uso tracción (UNI EN 14214-2004) y calefacción (UNI EN 14213-2004). La producción italiana de Biodiésel está en constante aumento y ya ha superado las 400.000 toneladas anuales frente a una producción europea de unos tres millones de toneladas anuales.

El Biodiésel es la síntesis de un enfoque: Global – reducción de los gases de efecto invernadero Local – reducción de las emisiones contaminantes emitidas en el medio ambiente por los combustibles. Beneficios sobre el efecto invernadero: el uso del Biodiésel, si comparado con el de los combustibles de origen fósil, permite una reducción de las emisiones gaseosas producidas por motores y consideradas peligrosas por la salud. Esto permite que el equilibrio total de las emisiones de anhídrido carbónico sea cero. En efecto, el CO2 producido durante la combustión de una cierta cantidad de Biodiésel es reutilizado durante la fotosíntesis de los cultivos destinados a la sustitución de aquella cantidad de Biodiésel. De este modo, el contenido de anhídrido carbónico presente en la atmósfera no cambia y se limitan todos los efectos que hoy en día provocan los llamados “gases invernaderos”. Estudios independientes muestran que, comparando el anhidro carbónico emitido durante todo el ciclo de vida del Biodiésel con el del gasóleo, se obtiene un ahorro total medio de 2,5 toneladas de anhídrido carbónico para cada tonelada de gasóleo sustituido. Beneficios sobre la reducción de las emisiones contaminantes: el Biodiésel es una energía que puede contribuir desde ya a solucionar los problemas de contaminación local; gracias a la presencia de oxígeno en su molécula (aproximadamente el 11%), la combustión resulta más buena, no contiene hidrocarburos policíclicos aromáticos, no contiene azufre y permite una reducción de los contaminantes y de la peligrosidad de las emisiones. De uno estudio sobre el motor Diesel alimentado con Biodiésel del Health and Safety Institute (órgano Sanitario Gubernativo Británico equivalente al Instituto Nacional de Salud) resulta que las partículas finas (PM10) se reducen en un 58% con una reducción del 76% de la parte más nociva, el hollín (soot) por ser más absorbible durante la respiración y también la que no puede reducir mediante los sistemas catalíticos de reducción. El monóxido de carbono es reducido en un 58% en altas cargas y los compuestos aromáticos sufren una disminución del 68% reduciendo así el impacto cancerígeno, mientras que no se han detectado variaciones sobre los demás contaminantes no reglamentados. Estos datos son acordes con lo que indican los estudios americanos convalidados por EPA (Environmental Protection Agency).

 

¿Cómo se produce? Se obtiene de la molturación de semillas oleaginosas de colza, soja, girasol y por una reacción llamada de transesterificación que determina la sustitución de los componentes alcohólicos de origen (glicerol) con alcohol metílico (metanol).

DEBEM Srl - Via del Bosco 41 - 21052 Busto Arsizio (VA) Italy - P. IVA/C.F. 02962710121 - All rights reserved ® 1998 - 2016  Privacy & Cookie Policy        concept Ki  powered by imaginaria